Aunque parezca un poco contradictorio, hay imágenes de desamor con frases que están destinadas a parejas que no están separadas precisamente, sino los que están en pleno proceso de enamoramiento. Estas imágenes existen porque ayudan a los objetivos que se tienen planteadas las personas de la relación.

De lo negativo a lo positivo

Para explicarme un poco mejor. A veces las imágenes de desamor nos indican y enseñan lo que salió mal de otras relaciones o lo que debe tratar de evitarse cuando se está con alguien a quien se le tiene afecto y cariño, por lo que pueden servir como una buena herramienta de aprendizaje si realmente quieres crecer como una persona que desea entregar lo mejor de sí para otro.

Viéndolo así ya no suena tan descabellado, ¿verdad? Pues es eso lo que hacen algunas parejas. No se dedican este tipo de imágenes, pero las ven y las analizan juntos para comprender cómo mejorar en su relación y hasta incluso les permite ser más sinceros entre ellos. Es una cosa realmente increíble lo útil que puede resultar esta actividad.

No abusar del recurso

Aunque ya se le encontró una utilidad extra a la esperada, tampoco debe utilizarse esta herramienta en exceso porque puede ocasionar lo contrario, un rompimiento desgarrador y muy perjudicial para ambas personas de la relación.

Para aclarar esto, imagínate que una pareja leen con demasiada frecuencia este tipo de imágenes, lo que generará un sentimiento de dependencia dañino para ambos y un nivel de sensibilidad extremo que los hará susceptibles ante cualquier eventualidad.

Pero hay un caso extremo en lo de la sensibilidad, que es lo contrario a lo que mencioné –en otras palabras, la pareja se vuelve distante y fría entre sí-. Ese nivel de cinismo puede ser muy insano entre ambos y no se recomienda en lo más mínimo para ninguno de los miembros de la pareja, porque puede terminar de una forma completamente destructiva.

Con esto puedes darte cuenta de que puede haber muchos fines para cualquier cosa que venga, directamente, de las emociones humanas. Ya sea bueno o malo, pero esto dependerá, intrínsecamente, del abuso o uso excesivo de esto.